lunes, julio 03, 2006

El Colegio (Parte Deux)

La verdad que la inspiración como que anda de vacaciones, me he sentado varias veces ante el teclado y no me sale nada, pero bueno como siempre hay que tener un plan B decidí contarles mas de mis aventuras en el colegio.
Digamos que el San Felipe era mi segunda casa, pues estuve ahí desde Kinder hasta el cuarto de Bachiller (aunque después que Salí no he vuelto, me da una nostalgia terrible cuando paso por ahí) y estuve prácticamente con mis compañeros desde el principio hasta el final, salvo algunos que se fueron y otros que se agregaron todos nos conocíamos muy bien.
Yo era el “Infant terrible” era buena gente pero jodon como yo solo, me la pasaba hablando todo el santo día, mis notas en aplicación eran excelentes pero en conducta siempre andaba en la cuerda floja, aun así mis maestros me adoraban, recuerdo a mi profesora Miriam de Naturales o a Doña Andreina o a Doña Jeannette de Literatura la materia en la que mas sobresalía.
Lo que no me entraba ni por la fuerza eran las Matemáticas y sus hermanas (trigonometría, Algebra, etc.) por lo que me aburría y éramos sacados fuera del aula un buen grupo de estudiantes por estar hablando y haciendo chistes.
Pero en el bachillerato las cosas cambiaron al menos en Literatura casi siempre era yo que escribía los poemas, poesía o obras que iban a representar el curso (por lo que me pusieron el apodo del poeta).
Pero la fama de jodon ya estaba hecha, recuerdo un día precisamente en la clase de español que se oía en la calle que iba pasando el camión de la basura (mas que se oía se olía, je jé) en eso el camión toca la bocina y alguien detrás de mi susurro: “profe la buscan”, no se si la profesora tenia súper poderes por que estábamos bien detrás, solo se que me miro justamente a mi y me agarro y me llevo a la dirección, ahí se armo el liazo, llamaron a mis papas, hasta que alguien en el curso al parecer le dio remordimientos y señalo al verdadero culpable.
Otra cosa curiosa de 4to fue que nos mandaron a un retiro espiritual (como saben mi colegio era católico) no se cual era el parámetro por que nos eligieron pero allí estaba yo, feliz ante la perspectiva de pasar un fin de semana en las montañas.
Bueno todo iba bien en el retiro, mucha espiritualidad y todo eso hasta que nos dijeron que había que confesarnos con el sacerdote, realmente eso como que nunca me ha gustado, mis pecados se lo confieso a Dios, pero bueno allí estábamos el sacerdote y yo, yo y el sacerdote y yo sin saber que decirle, hasta que eche mano de mi imaginación e invente una historia que ni James Bond. El padre me miraba y me preguntaba más hasta que me quede en blanco y terminamos el asunto, me pusieron a rezar como mil Ave Marias.
Pero fue uno de los fines de semanas más hermosos que he pasado en la vida, realmente aprendí mucho de mi mismo en ese retiro.
En Cuarto protagonice la pelea del año, debo aclarar que no soy violento y que detesto la violencia física pero ese año no se que me dio, el lió es que en una el tipo y yo empezamos a pelear y en un arranque de furia(cuando me incomodo peleando, me nublo) levante al tipo y lo estrelle en medio de unas sillas, el que era banco y rubio y mucho mas alto que yo, comenzó a ponerse de todos los colores, el curso era un manicomio las mujeres gritando que lo había matado, yo imaginándome ya entre las rejas y señalado por todos como el asesino( jajajaja que Dramático). Afortunadamente G estaba bien y después se levanto cuando vinieron de la dirección, nos volvimos a hablar en la graduación.
Bueno por ahora esto es todo. Cuídense.