viernes, septiembre 15, 2006

Fama!!!!!!!!!


Bueno…he dicho en ocasiones anteriores que soy un artista frustrado, por que me gusta cantar y no lo hago mal, eso creo me viene de mi mama que canta maravillosamente bien. Cuando estaba en la universidad un día me dijeron que había un Casting para el musical Fama, para los que no saben, este trata sobre una escuela de arte (canto, teatro y actuación) donde un grupo de jóvenes luchan por sus sueños. Ellos estaban en el país y su elenco estaba formado por gente de varios países. Me debatía entre ir y no ir, por que como soy gordito y ya había visto el musical pensaba que no tenía oportunidad, pero recordé que si había un gordito en la obra, así que me arme de valor y coji para el Teatro Nacional a hacer mi prueba.
Al llegar veo el grupo de gente esperando para audicionar, se me bajo el corazón al pecho de los nervios, pero igual estaba decidido a hacerlo, cuando llego mi turno me hicieron pasar a una oficina, donde estaban sentados un jurado compuesto por 5 personas, las piernas me temblaban, el corazón me latía a mil por hora, pero los enfrente con una sonrisa, me pidieron que cantara una canción, primero a Capella y luego acompañado de un piano, “La incondicional” fue el tema elegido, aunque por los nervios al principio me temblaba la voz, luego me estabilice y creo que la hice bastante bien, por que me dijeron que había pasado a la segunda etapa y que pasara al otro lado, donde estaban los pre-seleccionados.
Bueno……Estaba emocionado, en mi imaginación ya veía luces, escenarios, fama, autógrafos. Pero cuando logre aterrizar de nuevo en la tierra, me encontraba ante una prueba de actuación en pareja. Me toco una chica muy linda y nerviosisima, ambos improvisamos una escena donde supuestamente ella estaba embarazada y yo negaba que el niño fuera mío.
Para mi sorpresa, yo pase, ella no.
La tensión crecía dentro de mi, ¿lo lograría?, para no aburrirles el cuento, nos encontrábamos un grupo reducido en el escenario esperando lo que seria la prueba definitiva, se apareció un chico delgado que resulto ser un coreógrafo y procedió a hacer 5.000 movimientos por segundo y luego pretendía que lo hiciéramos tal cual el lo había hecho. Por supuesto que casi nadie de los que estaban allí pudo hacerlo, pero ellos eligieron, en esa última prueba no quede.
Salí de allí, contrario a todo pronóstico feliz, uno por haberme atrevido a hacerlo y dos por haber llegado tan lejos una primera vez.
Esa experiencia me dio ánimos mas tarde para enfrentarme al jurado del coro de APEC, audicionar y lograr entrar, aunque dure poco pues en esa época entre a trabajar en el reservas y no tenia tiempo entre las dos cosas.
Lo que quiero decir con estas vivencias, es que hay que atreverse, no se pierde nada y por lo menos se gana experiencia.
Por lo menos tuve mis 5 minutos de Fama en "FAMA".
¡Hasta la próxima!
¡Buen fin de semana!