lunes, febrero 26, 2007

Cut o Uncutt????


Muchos hombres en alguna etapa de su vida se veran en la disyuntiva de elegir si hacerse la circusicion o no, hay muchos tabues con respecto al tema, algunos a favor otros en contra, es por eso que decidir hacer este post sobre el tema y a la vez conocer sus opiniones.....pero:
¿En qué consiste la Circuncisión?
Es una sencilla intervención quirúrgica en la cual se corta el prepucio, que es la piel que recubre el glande. Como resultado, el glande (punta o cabeza del pene) se deja al descubierto en forma permanente.La mayoría de las veces, se hace con anestesia local (por inyección). A veces, por diversas razones, se prefiere usar anestesia general. Si se hace con anestesia local, el procedimiento es de carácter ambulatorio, se realiza en un consultorio médico, y no requiere hospitalización.En algunos casos, la circuncisión sólo considera el corte del prepucio. Sin embargo, en algunos casos es también necesario cortar el frenillo –frenulectomía- (total o parcialmente), que es la banda de tejido que sujeta al prepucio, por debajo del glande. Este corte evita el problema de la curvatura del pene hacia abajo, producida por la presión del frenillo que produce un doblamiento en el pene en erección. Además, se evita la posibilidad de que por causa de una maniobra impulsiva se rompa el frenillo, con la correspondiente hemorragia que esto puede causar.Respecto a los cuidados post-operatorios, la recuperación no presenta mayores problemas y el periodo de convalecencia puede durar entre 8 a 10 días. Lo único que hay que tener cuidado es con las erecciones, que pueden generar aperturas en las suturas y las consecuentes hemorragias. También hay que evitar los esfuerzos físicos durante 4 semanas después de la cirugía. Se pueden retomar las relaciones sexuales en cuanto el medico indique que la curación es completa, que en general no va mas allá de las 4 semanas. En todos los casos, el restablecimiento es total y sin complicaciones.

¿Cuándo se recomienda médicamente la Circuncisión?
Además de las razones religiosas, socio-culturales y personales para hacerla, hay motivos médicos, entre los cuales están:
FIMOSIS: es un problema anatómico del prepucio (piel que normalmente recubre el glande) que consiste en una estrechez del mismo, causada por un anillo fibroso, el cual impide que se deslice en forma fácil. Un prepucio sano debiera poder retraerse completamente, quedando el glande totalmente al descubierto durante una erección, sin molestias ni dolor. La fimosis se manifiesta cuando, estando el pene flácido o erecto, no puede deslizarse para dejar el glande al descubierto.
PARAFIMOSIS: es una condición agravada de la fimosis, en la cual la base del glande (surco) es estrangulada por el prepucio retraído e inflamado. Esta situación es muy peligrosa y en general requiere cirugía en forma urgente.
BALANITIS (inflamación e infección del glande) y POSTITIS (inflamación e infección del prepucio), siendo la BALANOPOSTITIS la combinación de ambas.

Como medida preventiva, es siempre conveniente visitar a un Urólogo cuando:
Hay dolor en el pene al masturbarse o al penetrar
Imposibilidad de deslizar el prepucio hacia atrás
El frenillo queda muy tirante
Glande o prepucio inflamados
Excesiva secreción debajo del prepucio
Infección urinaria
¿Cuáles son los beneficios físicos de la Circuncisión?
Aunque existen motivos religiosos para circuncidar, en muchas sociedades la razón principal es una mezcla de aspectos culturales y físicos (preventivos). Dentro de los beneficios físicos, avalados por numerosos estudios médicos, están los siguientes:
Se ha demostrado científicamente que el hecho de estar circuncidado disminuye efectiva y drásticamente la probabilidad de desarrollar cáncer al pene. Uno en 600 hombres no-circuncidados adquirirán cáncer al pene. La probabilidad de ese cáncer es aproximadamente 200 veces menor en un circuncidado que en un no-circuncidado.
El riesgo de infecciones al aparato urinario es 12 veces mayor en penes no-circuncidados.
Los casos de cáncer del cuello de útero son más frecuentes en las parejas de hombres no-circuncidados. Lo mismo sucede con las infecciones de hongos vaginales (candidiasis).
Varios estudios recientes sostienen que la circuncisión proveería un consistente efecto protector ante la infección del virus VIH del SIDA. Es un hecho ya comprobado que las células de Langerhans, ubicadas en la piel interior del prepucio, atraen virus, entre ellos el VIH. Los estudios concluyen que los hombres no-circuncidados (con prepucio) tienen más del doble de probabilidad de contraer el SIDA que los hombres circuncidados, bajo las mismas condiciones conductuales.
Claramente, el estar circuncidado evita el sufrir de patologías muy comunes en el pene, que además de molestas, pueden llegar a ser peligrosas, tales como la fimosis (estrechez de la abertura del prepucio), parafimosis y balanitis.
Hay también un tema de higiene personal: un pene no-circuncidado (con prepucio) es más difícil de mantener limpio durante el día, ya que éste produce esmegma, que es la secreción sebácea (blanca y gruesa) que se acumula debajo del prepucio, la cual es caldo de cultivo para bacterias y micro-organismos, lo que produce infecciones recurrentes. Además, el esmegma acumulado libera un olor muy desagradable, parecido a queso podrido, que resulta ser muy poco erótico para la pareja sexual. Al contrario, un pene circuncidado no acumula esmegma, no tiene mal olor, no requiere una limpieza regular, prácticamente no se infecta, y por lo tanto, “está siempre listo para la acción” y es libre de mantenimiento.
Entre otros beneficios para el varón, está el hecho de que las mujeres en general prefieren que su pareja sexual esté circuncidada. Se realizó un estudio en Australia, donde aproximadamente un 50% de los hombres del país están circuncidados. De todas las mujeres del estudio que llegan frecuentemente al orgasmo en forma simultánea, aquellas con parejas circuncidadas duplicaban a las que estaban con parejas no-circuncidadas. De todas las que no lograban alcanzar el orgasmo, el grupo de las mujeres con parejas no-circuncidadas era 3 veces mayor al grupo de aquellas con parejas circuncidadas.En el mismo estudio, se encontraron los siguientes porcentajes respecto a las preferencias de las mujeres: para dar sexo oral (fellatio), un 2% prefiere un pene no-circuncidado, y un 82%, el circuncidado; para tener sexo con penetración, 6% prefiere el pene no-circuncidado, y el 71%, el circuncidado; para la estimulación manual, las preferencias fueron 5% y 75%, respectivamente; y con relación al atractivo visual, un 4% prefiere el pene no-circuncidado, mientras que un 76% piensa que el circuncidado se ve mejor.
al parecer los beneficios son muchos.
ustedes estan a favor o en contra de esta practica???