miércoles, mayo 09, 2007

Ser Feliz...No matter what



"Hay tantos pensamientos rondando mi cabeza y aun en el silencio no encuentro una respuesta, en esta noche fría, necesito de un abrazo, ha vuelto la tristeza y me duele tanta confusión”

Kabath


El otro día estuve pensando mucho y me pregunte a mi mismo si tener más dinero me haría más feliz.
Llegue a la conclusión de que probablemente NO me haría mas feliz, estoy seguro que me daría mas tranquilidad con respecto a las deudas, pero mas feliz no lo creo.
Es que si uno se pone a analizar las cosas, la felicidad esta en muchos caminos, en las cosas simples, en un abrazo, en una caminata por el mirador, en escuchar la música que a uno le gusta, en los amigos verdaderos, Etc.
Pero no podría comprar mi felicidad con el. La vida en si es muy breve, aun tengo fresco en mi el recuerdo mi niñez, esos días en los que corría despreocupadamente por el malecón de Puerto Plata, esos días en los que soñaba con que seria cuando fuera grande, aquellas tardes donde mi abuela en las que imaginaba que todo había seria tan fácil.
La verdad es que ya tengo 30 y los que me conocen de cerca saben de qué hablo, las cosas en la vida real no son tan fáciles, uno se lleva muchas tristezas, decepciones, comete errores cuyas consecuencias le persiguen por largo tiempo. Y descubre a golpe de realidades que al final uno esta solo, que uno mismo es que tiene que sacar fuerzas para rescatarse a si mismo, que uno tiene que sobreponerse aun estando hasta el cuello de lodo y determinar ser feliz aunque todo se derrumbe a tu alrededor.
Siempre he tenido que luchar contra mi temperamento idealista, soñador. He tratado de ser buen amigo, buen hijo, buen hermano, etc. De estar siempre allí cuando se me necesita, sin embargo hay momentos en la vida en la que uno siente el peso de la individualidad, en que ese temperamento te deja caer de un risco bien alto y te despedazas en el fondo.
En estos momentos me siento muy cansado, en verdad cansado, con mucho peso sobre mis hombros, con muchas incógnitas sobre mi futuro en este país, con muchas ganas de dormir y no pensar.
Pero también se que habrá un mañana, que aparte de estar cansado de estar cansado, soy fuerte y estaré bien, que cosas muy buenas se acercan a mi vida por que después de lo que me ha pasado cualquier karma que haya tenido que pagar supongo que estamos a mano.
Supongo que para algunos sueno contradictorio pero no creo que sea así, hay que reconocer como uno se siente, hay que llorar las perdidas, llorar los errores, disponerse a aprender de ello y seguir adelante con las cartas que nos han tocado jugar en la vida.
Ser feliz con lo que uno tiene en el momento y no con la vida que uno quiere tener.
Es valido luchar por sus sueños pero también lo es ser agradecido aun cuando no hay razones aparente de estarlo.
Con este post no he tenido la intención de querer parecer un mártir ni nada por el estilo, lo que he querido compartirles es que: cuando nos sentimos solos, que no tenemos a quien recurrir, con ese dolorcito en el pecho que no se te quita, sin esperanzas, sin ganas ni fuerzas para luchar, justo en ese momento es que hay que sacar de donde no se tiene, agarrar coraje y decidir ser feliz aunque sea a fuerza de lagrimas.
No se quien fue que dijo:
“soy como el Bambú, que ante el viento huracanado se dobla pero no se rompe”
Les dejo un abrazo a todos, en verdad les aprecio y solo quiero que crean y apliquen que ante cualquier circunstancia hay que elegir ser feliz……es que la vida es muy corta y pasa tan rápido que uno ni cuenta se da.
Nos seguimos leyendo.