miércoles, junio 13, 2007

Ser Blogger: reflexiones


Una de las sastifacciones que ser Blogger me ha dado es contar con la amistad de varias personas muy especiales y que ya forman parte del intrincado mundo del Príncipe.
Como ya les he comentado en ocasiones anteriores, una de las cosas a las que le doy mucha importancia es la amistad, de hecho mucha veces el amor no perdura pero un VERDADERO AMIG@ siempre estará allí.
Hace un tiempo que estoy pasando por muchas cosas en mi vida, se podría comparar con un puente que he estado cruzando, a cada paso que doy al parecer se hace mas largo, de hecho estos dos últimos años han sido de mucho aprendizaje y a veces aprendizaje es sinónimo de darse muchos golpes contra el piso y aprender a levantarse o a veces dejarse de orgullo y aceptar una mano sincera que te ofrece ayudarte a levantarte.
Hoy quiero rendirles homenaje a 2 personas que en esta etapa desinteresadamente y con mucho aprecio me han dado su apoyo:
Ginette: o mejor conocida por el pueblo como: La China Villamellera”.
Yo pienso que hicimos click para ser amigos en el instante que nos conocimos, muchas veces me he preguntado que he hecho para merecer tu amistad, gracias por estar allí, por soportar mis quejas en los días malos, por escuchar mis tristezas, mis miedos y mis frustraciones. Pero cuando hemos compartido en persona gracias por hacerme reír tanto y por permitirme hacerte reír.
Tú sabes que te deseo lo mejor a ti y a tu familia, sabes que cuentas con mi amistad siempre, sin ningún motivo oculto.
Gracias por tu sinceridad, Gracias por existir, gracias por permitirme formar parte de tu mundo.

Demetrix: un tipo sincero, honesto y transparente como el agua, con una hermosa familia.
Luchador, emprendedor y sin duda una fuente de motivación para mí, de que uno no se puede desanimar, hay que seguir luchando y quizás las cosas cambien para mejor de un momento a otro.
Gracias José Miguel por permitirme ser tu amigo, siempre te deseo lo mejor a ti a Paola y a Omar, demás esta decirte que cuentas conmigo.

Sin duda la vida nos conecta con otros seres humanos por una razón: tenemos tanto que aprender unos de otros, todo esta conectado, la causalidad no existe.
Gracias que aun por este medio muchos nos podemos conectar y estar allí para el otro, no importa que un monitor sea el medio.
Gracias también a ustedes por estar ahí, por reírse y a veces enojarse conmigo en los post, gracias de corazón a cada uno de ustedes por compartir sus historias conmigo, al final, algún día los seres humanos comprobaremos que no somos tan diferentes.
Quizás unos tengan unas cuentas bancarias mas abultadas que otros, quizás unos sean mas blancos y otros mas morenos, pero al final, en los cimientos del ser, todos queremos lo mismo.