martes, junio 19, 2007

Tropece de nuevo y con la misma piedra



Les diré que a pesar de las miradas escépticas de algunos compañeros de trabajo,(que insinúan dizque en broma que es para no venir a trabajar) uno de los dolores más espantosos y desesperantes que he padecido en mi vida, con excepción de los que sufría cuando tenía apéndice es el de las piedras en los riñones.
Comienza como una molestia pequeña en la parte baja de la espalda que se va expandiendo por todo el cuerpo, a la media hora no encuentras en que posición estar ni que hacer, si respirar o no respirar, llega un momento que el dolor e insoportable y lo que quieres es ponerte a gritar por que simplemente no sabes que hacer.
Lo primero que el urólogo me recomendó fue suprimir el consumo de refrescos (sodas) y de polvos de sabores (Tang, Zuko, etc.).
En la actualidad el dolor no es tan frecuente, aparece caprichosamente hasta dejarme molido y luego se va, paulatinamente las piedras irán bajando(en caso de que el tratamiento no logre pulverizarlas) y saldrán por la uretra, algo que me dicen quienes lo han padecido que es uno de los dolores mas atroces que hay.
Aquí les dejo alguna información que recopile sobre las piedras: síntomas, tratamiento y precauciones.
Espero le sean de utilidad estas informaciones, les aseguro que es mejor prevenir, que experimentar esto.
Definición
Los cálculos Renales son piezas de un material cristalino o de piedra que se forma dentro de los riñones o tracto urinario. Los riñones son dos órganos en forma de frijol que se localizan en la parte baja de la espalda. Su función principal es la de remover el desperdicio del cuerpo y nivelar el contenido de agua y Electrolitos en el cuerpo, al filtrar la sal y el agua en la sangre. El desperdicio y agua secretado por los riñones se combina para formar la orina.
Existen varios tipos de cálculos renales. El más común contiene mayor cantidad de calcio que de fosfato u oxalato. Otros contienen ácido úrico, estruvito y/o cistina.
Causas
Aunque algunas veces la causa de los cálculos renales es desconocida, pueden ser causadas por:
Demasiado calcio en la orina (hipercalcuria)
Demasiado oxalato en la orina (hiperoxaluria)
Demasiado calcio en la sangre (hipercalcemia)
Muy poco citrato en la orina (hipocitraturia)
Pequeñas bacterias que pueden formar un cálculo
Demasiado ácido úrico en la orina (hiperuricuria, gota )
Bacterias que producen enzimas que incrementan la cantidad de amoníaco y, por consiguiente, estruvito en la orina (esto permite a los estruvitos formar cálculos)
Una anomalía heredada en la forma en cómo tolera el cuerpo la cistina

Factores de Riesgo
Un factor de riesgo es aquello que incrementa la probabilidad de contraer una enfermedad o afección. Los factores de riesgo para los cálculos renales incluyen:
Raza; blanca
Sexo: masculino
Edad: de 20 a 50 años de edad
Localización geográfica (los residentes del sureste de los Estados Unidos tienen un riesgo elevado)
Miembros de la familia que hayan tenido cálculos renales o gota
Cálculos renales previos
Tomar suplementos de calcio o vitamina D en dosis excesivas
Embarazo
Bebés que nacieron con bajo peso que reciben alimentación intravenosa
Ayunar
Otras afecciones médicas, incluyendo:
Presión arterial alta
Enfermedad del riñón
Paratiroides sobreactiva
Diarrea crónica
Colitis ulcerativa
Enfermedad de Crohn
Leucemia
Linfoma
Infecciones en el tracto urinario
Sarcoidosis
Inmovilidad, parálisis, estar postrado a una cama
Medicamentos, incluyendo:
Varios medicamentos usados en el tratamiento de SIDA
Agentes cancerígenos de quimioterapia
Diuréticos
Medicamentos tiroidales
Antiácidos
Previa cirugía intestinal Bypass

Síntomas
Normalmente, los cálculos renales no provocan síntomas y abandonan el cuerpo a través de la orina. En ocasiones, las piedras en los riñones pueden causar dolor severo.
Los síntomas incluyen:
Dolor agudo y punzante en la parte baja de la espalda que se puede presentar frecuentemente
Dolor en la parte baja del abdomen y en el área inguinal
Náusea y vómito
Sangre en la orina
Frecuente urgencia por orinar
Ardor y dolor al orinar
Fiebre y escalofríos
Tratamiento
El tratamiento depende del tamaño y la localización de los cálculos renales. El tratamiento puede incluir lo siguiente:
Agua y medicamentos para el dolor
Para cálculos pequeños, beber por lo menos dos o tres vasos de agua al día, le ayudará al cuerpo a pasar el cálculo por la orina. Puede tomar medicamentos para el dolor si lo necesita. El doctor le puede proveer un vaso especial o colador para atrapar el cálculo cuando pase y allí pueda ser analizado. Si usted está reteniendo líquidos, puede ser que deba ser hospitalizado para recibir líquidos por vía intravenosa. Además, puede necesitar medicación intravenosa o intramuscular.
Cirugía
Se puede necesitar la cirugía para retirar un cálculo renal si éste es:
Muy grande o esta creciendo
Causa sangrado continuo o daña al riñón
Causa infección
Bloquea el flujo urinario
Prevención
Una vez que se le ha formado un cálculo renal, usted es más propenso a tener otro. A continuación se presentan algunos pasos para prevenir la formación de nuevos cálculos renales:
Tomar líquidos en abundancia, especialmente agua.
No cambiar su dieta sin haberlo consultado con su médico. Las recomendaciones se basan en el tipo de cálculo que tenga y en los resultados de las pruebas de orina de 24 horas. Asegúrese de preguntar a su doctor la lista de alimentos que debe evitar o consulte a su nutriólogo para que le ayude a entender sus restricciones dietéticas. Se le aconsejará que haga lo siguiente:
Evitar los jugos de manzana y de toronja.
Incrementar el consumo el jugo de arándano.
Consumir alimentos altos en calcio, como los productos lácteos. Estudios recientes han demostrado que los productos lácteos no promueven la formación de cálculos.
Evitar los suplementos de calcio o de vitamina D, así como los antiácidos basados en calcio.
Evitar los alimentos que estén adicionados con vitamina D.
Evitar los alimentos altos en oxalato, como las espinacas.
Si los exámenes demuestran que su orina es inusualmente ácida, tendrá que comer menos carne, pescado y pollo. Estos alimentos incrementan la acidez de la orina.
Si tiene cálculos renales, se le sugerirá disminuir su consumo de sodio.
Si tiene una glándula tiroides agrandada, puede requerir que se la retiren quirúrgicamente.
Los medicamentos podrían incluir:
Medicamentos que controlen la cantidad de ácido en la orina
Alopurinol o fosfato celuloso de sodio para el tratamiento de la orina alta en calcio
Hidrochlorothiazide (diurético) Thiola para reducir la cantidad de cistina en la orina
FUENTES:
National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases