lunes, mayo 12, 2008

Ironias de la Vida




Soy de las personas que escuchan algo y le dan muchas vueltas en la cabeza tratando de encontrale logica a ciertas actitudes del ser humano, no es que me la quiera dar de filosofo, pero bueno a veces me suceden esas ideas que rondan sobre mi y no hay nada que pueda hacer por evitarlo.

Por ejemplo, el otro dia se dio la situacion de que una conocida mia tenia dos amigas que cumplian años el mismo dia, el dilema que se planteaba esta conocida a la que llamare Desiree es, que una de las Amiga era rica y la otra era pobre. a la pobre segun me habia dicho pensaba matarla con cualquier cosa, inclusive hasta estaba pensando salir del paso con un bono de Anthony¨s (perdonenme, pero no encuentro algo mas impersonal que regalarle un bono a un amig@).

Pero vuelvo y repito y aqui esta la parte que me molesto mucho, a la amiga rica no encontraba que ragalarle, los comentarios eran de este tipo:


¨Dios mio no puedo regalarle cualquier cosa¨,

¨esa tipa tiene de todo¨,

¨Estoy pensando en tomarme la tarde libre para ir a varias tiendas a ver que le encuentro¨,

¨Tiene que ser algo especial por que esa tipa no se pone porquerias¨, Etc, etc, etc.


Lo curioso del caso es que esa amiga pobre a la que ella ni se molesto en agradarla con algo especial y personalizado, es la que ha estado con ella en sus crisis y en los momentos malos, mientras que la amiga rica es apenas una amiga reciente que ni siquiera le ha demostrado grandes deseos de que sean amigas.


No entiendo por que a la gente que tiene mucho, los otros se empeñan en darle aun mas, mientras que esa amiga que en verdad necesita. Vulgariza la amistad con un: ¨lo que sea para salir del paso¨.


Esto me hizo prometerme a mi mismo, que Nunca pondria el dinero por encima de la amistad y de los sentimientos y que el monto de mis regalos NUNCA estaria en corcondancia con la cuenta bancaria del destinatario.

Lo cierto es que honra y honor a quien honor merece y esas personas que han estado con nosotros en las vacas flacas, aquellos que nos han brindado su amistad a cambio de nada, son los que se merecen nuestros mejores presentes, por mi parte a esa conocida ya se que le regalare el año que viene, sin duda unos bonos de Anthonys.