lunes, junio 23, 2008

Miedo




Estalla el camino, la lluvia borra mis ultimas huellas, desangrando mi destino y destilando las ultimas gotas de esperanza.

Intento levantarme, pero las fuerzas disminuyen, los motivos de afectos se dispersan y la fortuna se escapa traicionera.

Miento, me mienten, se caen caretas y todos muestran su cara, el miedo reflejado distorsiona los rostros y confunden intenciones.

Sin embargo algo se mantiene firme, el norte se alcanza a ver sereno, distante, placido, relevante.
arrastrandome, sin fuerzas y agobiado, decido seguir, es que no tengo eleccion, o morir desangrado o mantener la esperanza, o sonreir distraido o amargado por las ansias.
y es que el miedo ya hizo guarida en mi, es que los suenos amenazan con irse y dejarme seco, amargado, ironico, distante, incredulo.

Miro su fantasma de aura negra, ya no me resisto, le dejo entrar y en ese instante muero, caigo en su trampa, cierro los ojos y es que ya no importa, me he ido, he dejado de pretender, de intentar, de estrellarme y de volver a intentar.

he dejado de intentar... ya no hay mas.