domingo, septiembre 07, 2008

Una serie de eventos desafortunados


He aprendido a coger las cosas con humor, por que en verdad no hay de otra. El otro día fue uno de esos días (valga la redundancia) en el que pareces que te levantas con el pie izquierdo, pero dentro de todo, hasta su gracias tiene.
Como dice la publicidad de Dewars: tu peor día solo dura 24 horas.
Pues bien, ese día me levanto y veo que esta lloviendo, como aquí hay perros a veces los desagües se llenan de pelos y hay que limpiarlos, pues bien voy a chequear, mojándome por la lluvia, y zas!, en una de esas pise mal y me caí cual guanábana madura en el piso, dándome tremendo golpe en la espalda baja, mientras que los perros no se si de burla o tratando de ayudar, me lamían en el piso, vaya! que aquello parecía una película de Almodóvar, yo de bruces en el piso, la lluvia cayendo y los perros lamiéndome.
Pues bien como pude me pare y horas mas tarde decido limpiar el abanico (ese día como que amanecí en limpieza) pues desarmo el abanico y lo limpio a fondo, cuando termino empiezo a colocar las piezas, pero OH!! Sorpresa, me están sobrando piezas, como puedo y después de un debate filosófico con las piezas sobrantes lo armo y lo enciendo. y pues la felicidad duro menos de 5 segundos por que las aspas del abanico salieron volando y se estrellaron con la pared, rompiéndose. Yo no dije nada solo recogí los pedazos lo eche a la basura, me bañe y Salí a averiguar si vendían las aspas o algo.
Pero quietos, que la cosa no termina ahí, en la noche seguía lloviendo y tenia antojo de un chocolate caliente, pues muy bien, me pongo manos a la obra, enciendo la estufa y en lo que hierve me meto a bañarme, cabe recalcar que esta estufa tenia veces que me estaba dando avisos que tenia algún defecto.
Pues bien, yo en la ducha, talan talan (música de suspenso) y que empieza a oler a quemado, talan talan (música de psicosis), salgo de la ducha y cuando voy a la cocina resulta que la estufa esta encendida y prendida en fuego, Nome pregunten como por que no lo se, y el tanque de gas con un sonido de escape..pssssssssssssss(mas música de suspenso) cuando me mando corriendo al tanque de gas para cerrarlo, que resbalo y la toalla por un lado y yo por otro, alcance a cerrar el tanque, pero digamos que para la vecina ya no hay secretos en cuanto a mi físico.
Nuevamente no hice nada, vi la estufa quemada, termine de bañarme, me acosté y espere que pasara ese día, por que, ¿que se podía hacer ya?, simplemente hay días en los que hay que quedarse en la cama.