martes, enero 27, 2009

Camino al Oscar: Milk



una de las películas con más nominaciones al Oscar (8) : Milk, nos ofrece una de las actuaciones más soberbias de Sean Penn, en su impecable carrera cinematográfica.

El ex esposo de Madonna desaparece de la pantalla y deja en su lugar a Harvey Milk , un activista abiertamente homosexual que lucha incansablemente por los derechos de los gay en San Francisco y eventualmente gana la alcaldía, haciendo historia política en USA y consiguiendo derechos para los Gays y Lesbianas que en los 70 eran tratados como ciudadanos de tercera categoría.

Lo impactante de Milk es que Sean no construye un personaje caricaturizado, como es la norma, mas allá de eso nos deja ver las capas ocultas de las cebolla, los temores, las frustraciones, la opresión de una sociedad que les señala y de la cual decide defenderse y defender a los suyos.

La metodología de incorporar al metraje cintas que cuentan los hechos reales de la trama le aporta al film un clima más real e intenso, muy al estilo documental, la implementación de este sistema permite que esta producción se luzca en su diseño de edición. Los Films de Van Sant poseen su firma personal en la fotografía y esta no es la excepción, excelentes tonalidades (recalcando los grises y azules) relucen entre las escenas, pero sin

dejar que esta se convierta en el principal atractivo del film, la partitura es sencillamente exacta para esta trama y juega equilibradamente con la tensión de los hechos.

Milk es una muy buena película con un buen guión y un reparto simplemente excepcional. James Franco interpreta al compañero sentimental de Milk y ya sabemos que Franco no sólo es buen actor, la cámara le adora. Emile Hirsch, que trabajó con Penn en su Hacia rutas salvajes, interpreta a uno de los amigos e integrantes del equipo de Milk. Sus gafas, sus ademanes y sus rizos lo hacen simplemente inigualable,. Josh Brolin es el conservador rival de Milk en la junta de supervisores de la ciudad. Tal vez el que peor parado sale en cuestiones interpretativas es Diego Luna, el mexicano interpreta a otro de los amantes de Milk, se ve sobreactuado y su personaje de Gay muy caricaturizado, no logra cuajar o convencer al espectador.

A contrapunto diré que a mi entender la duración de la película es excesiva, pudo ser un poco más corta si se hubiese omitido detalles de los múltiples amantes de Milk, pero bueno, algo malo tenía que tener.

Sin duda, a mi entender será la película que arrase este año en los Oscar.