lunes, noviembre 15, 2010

El Ojo del Canario: Jueves 18: 9:00 A.M.

LUGAR: AUDITORIO UASD PUERTO PLATA


 

 

 

SINOPSIS DE LA PELÍCULA:

Está inspirada en la infancia y adolescencia de José Martí hasta que, con 16 años, cumple el presidio político . Una Película que, más que una biografía intenta ser un itinerario espiritual en el que revela la formación de un carácter.

JOSÉ MARTÍ: EL OJO DEL CANARIO es la historia de José Julián Martí Pérez, el héroe nacional cubano y figura de la literatura Latinoamericana, cuando tenía entre 9 y 16 años de edad.
El filme es más una representación de las cosas que pudieron haber afectado la forma de ser de José Martí sobre Cuba, su patria. Nacido de la unión de su padre español — de Valencia — y su madre de las Islas Canarias, José Martí creció en una familia bastante privilegiada. Fue capaz de estudiar números y letras en la escuela, teniendo muy buenos resultados. Su madre y su profesor deseaban que siguiera con los estudios, a pesar que su padre deseaba que comience a trabajar y a ganar dinero. A una edad joven, Martí sale con su padre a trabajar, y gracias a sus estudios — y su caligrafía de Rey — recibe elogios. En la escuela, recibe las influencias de su mejor amigo Fermín Valdez Domínguez, así como su profesor Rafael María de Mendive. Todo ésto, combinado con su exposición a la esclavitud, que aún existía en una Cuba gobernada por España, hizo que Martí añorara por una Cuba Libre [inserte Coca Cola sponsor aquí].
Los dos actores principales, que hacen de Martí en el film — uno de niño y el otro de adolescente — son más que capaces de mantener la película en curso. De hecho, Damián Antonio Rodríguez, que interpreta al niño-Martí, me recordo mucho a una combinación de James Franco (MILK) con Ben Whishaw (PERFUME: HISTORIA DE UN ASESINO). A pesar de la dificultad de creer que Daniel Romero, que interpreta a Martí-adolescente, sea la misma persona que Rodríguez, no disminuye su papel o talento.
El film no está del todo conectado, a veces saltaba de una escena a la otra con poca fluídez, sin embargo eso no distrae de las actuaciones, ni de la historia que el director Pérez deseaba contar. Cuba muestra una pieza biográfica muy bien armada.


Critica tomada de: www.tomauno.com