lunes, abril 18, 2016

Doctor Foster.... Del odio al amor hay solo un paso.

La televisión Británica es sinónimo de calidad. Producciones como “Dr Who” “Shelock” entre otras recorren el mundo con este particular enfoque de contar las historias que tienen los ingleses



Esta serie la descubrí por casualidad en #Netflix. Como me gusta mucho la Televisión Británica, me anime a ver los 5 episodios de la primera temporada y quede gratamente sorprendido con la exquisita estética visual y el manejo genial de una trama que se cuece a fuego lento para darnos un clímax espectacular.

Sinopsis oficial:
Una fiable médica ve su estupenda vida explotar cuando sospecha que su marido tiene una aventura. A medida que descubre secretos que remueven sus entrañas, ¿cómo va a reaccionar la Dra. Gemma Foster?.


Al leer la sinopsis de inmediato uno piensa, este tema es muy manido, ya se ha hecho muchas veces. Tranquil@s que ese mismo prejuicio también paso por mi mente. Doctor Foster es una serie que apuesta por una estilizada visión, diálogos crudos y una heroína que lucha frente a la tragedia que se cierne sobre ella.
 Nos muestran que es fuerte e inteligente, que su instinto femenino es infalible y, sobre todo, que es capaz de mantener la calma ante el infierno en el que se convierte su vida.
No hay villanos desalmados, ni buenos absolutos.

 La Dra Gemma Foster (Suranne Jones)  tendrá que vivir una catarsis interna para regresar y vengarse de su verdugo sentimental Simón Foster (Bertie Carvel).


Lo que me impresiono de esta historia es la maravillosa puesta en escena. La historia no se acelera, va a su propio ritmo y el desenlace no deja a nadie indiferente. Se siente muy real, es un final que duele, por que a veces ganando se pierde y a veces perdiendo se gana.

Ya la serie esta renovada para una segunda temporada por lo que pronto tendremos mas de Doctor Foster.
Muy recomendada. Disponible en Netflix.