miércoles, marzo 08, 2006

Los Realitys Shows o Shows de Realidad



El último producto 'novedoso' al que nos ha sometido la TV son los "Reality Show", o, Espectáculos de la Realidad. Estos programas presumen transmitir emociones genuinas, e historias que no están basadas en un guión, y abarcan desde concursos hasta documentales de la vida diaria. Todos han tenido un rotundo éxito; a tal grado, que parece que el público no puede obtener suficientes programas de este tipo.
Ahora, a casi treinta años de la aparición de los "Reality Shows", este tipo de programación pretende adueñarse de las pantallas de las familias del siglo XXI. La televisión estadounidense, siempre a la vanguardia en lo que a entretenimiento se refiere, fue la primera en darse cuenta de lo lucrativo que podría llegar a ser estos pseudos documentales. Y los países latinoamericanos, siempre a la expectativa de lo que funciona en otras partes del mundo, está dispuesto a emular los pasos de nuestro vecino país del norte.
Todo comenzó en 1973. La cadena norteamericana PBS estrenó el ocho de marzo de ese mismo año la serie "An American Family", "Una Familia Americana"; y durante 7 meses un equipo de producción grabó la vida diaria de la familia Loud, de Santa Ana, California. Entre los momentos más memorables de este documental estuvieron la declaración del hijo mayor, Lance, de su homosexualidad, y la petición de divorcio de la Sra. Loud a su esposo. En su momento, "An American Family" fue el programa con mayor audiencia de la ya mencionada estación, a la vez que marcó un hito por su originalidad y la manera en que se podían abordar los temas de la vida real.
MTV, el famoso canal de videos musicales, creó en1992 "The Real World", "El Mundo Real"; una serie - documental que sigue la vida de siete jóvenes elegidos al azar para vivir bajo el mismo techo durante un lapso de seis meses, y terminado este período, el 'elenco' y la locación son cambiados. A pesar de que todas sus emisiones son cuidadosamente editadas para lograr un mayor impacto dramático, el programa se ha mantenido ocho años al aire, y por el momento, no tiene planes de desaparecer. Tres años después, bajo el mismo estilo pero con menor popularidad, HBO lanzó "Taxicab Confessions", "Confesiones de Taxistas"; otra serie - documental en la que una cámara seguía el recorrido de un grupo de taxistas durante su rutina de trabajo. La audiencia era participe directa de estas telenovelas de la vida real, sin saber qué es lo que pasaría después, ya que, literalmente, nada estaba escrito. Pero no fue suficiente.
Lo anterior no era nada comparado con lo que habría de venir a finales de los noventa, cuando los "talk shows" hicieron su aparición. La gente común y corriente - en ocasiones más corriente que común, dirían algunos - estaba dispuesta a dar a conocer sus problemas personales, no importando lo personal que estos fueran. De hecho, entre más intimo fuera su conflicto, más alto el nivel de audiencia. Así entonces, los enfrentamientos violentos, las confesiones escandalosas, y los llantos melodramáticos se convirtieron en una constante, en la que logró sobresalir "The Jerry Springer Show", "El Show de Jerry Springer" un programa en el que su conductor animaba a sus invitados a resolver las cosas a través de los golpes y los más fuertes insultos verbales. En el verano de 1998, salió a la venta un video del show titulado "Too Hot for TV", algo así como "Demasiado Candente para la TV", el cual fue todo un éxito de ventas.
(Continuara)