lunes, octubre 23, 2006

Teresa la Portuguesa

Mi primer aficie como tal, ocurrió cuando estaba en el bachillerato, en esa época de ilusiones, confusión y esperanza que tanto añoro.
Resulta que nuestro colegio tenía un acuerdo con EFS en el cual venían anualmente a nuestro colegio varios estudiantes de diferentes partes del mundo y luego nos tocaba a nosotros. Pues bien en aquel año llego a nuestro salón de clases una portuguesa llamada Teresa F. De cabello negro y lacio que les llegaba a los hombros, una cara ovalada y perfecta y una sonrisa franca.
Teresa era muy amistosa y pronto se hizo de las populares del salón, su español con aquel acento portugués contribuía a su sexappeal y nos tenia vueltos loco a todos. Yo siempre por mi condición de gordito he sido muy tímido cuando me gusta alguien y tiendo a que me pasen cosas cómicas y a hacer estupideces para llamar la atención de la persona que me interesa.
Pues bien me pase aquel año soñando con Teresa y tratando de ser su amigo, pero la cosa con las chicas populares es que tienen muchas opciones de donde escoger y yo la verdad estaba en franca desventaja.
Pues bien, paso un año, decidí ponerme a dieta y ya cuando entre a 4to de bachillerato estaba mucho mas delgado y un poco mas seguro de mi mismo, por lo que idee un plan estupido de mandarle mensajes de amor, dejándolos en su pupitre o en su mochila y firmado por “Casablanca”. No se por que el pseudónimo pero me gusto ese y pronto en el curso los allegados de Teresa se preguntaban quien podía ser Casablanca.
El final del curso llego y en mi colegio se acostumbraba a todo el plantel salir al patio y despedir a los de 4to de bachiller, pues bien ese día salimos y nos fuimos todos al malecón a compartir y planear con ilusion nuestros futuros.
Teresa se iba a Portugal después de la graduación, me sentía triste por que ya no estaríamos juntos mis compañeros y yo, la mayoría estábamos en ese colegio desde Kinder y éramos ya como una familia.
Después de un rato de chercha y bromas yo baje a la playa, estaba tratando de grabar esos momentos por que sabia que la vida llevaría a cada quien por su camino y muchos no nos veríamos en largos años. Y también sabia que las probabilidades de volver a ver a Teresa una vez se fuera a Portugal serian mínimas y eso me dolía muchísimo, todos saben el ímpetu de se primer amor que te oprime el pecho y ese dolorcito te acompaña a toda hora.
Estaba pensando y mirando el mar cuando escucho pasos a mi espalda, me volteo y ahí estaba Teresa con varios sobres en su mano.

…Hey!, le dije nervioso sin saber por que.

…Hola Billy…… necesito hablar contigo. Lo dijo directamente mirándome a los ojos y con ese acento que hacia que me derritiera.

…Yo se que eres tu el que me manda estos Poemas, el otro día puse a alguien a espiar en el salón de al lado. ¿Por qué no me lo dijiste directamente tu?, ¿a que le tenias miedo?

Decidí enfrentarla, después de todo ya no tenia nada que perder.

….no te lo dije por que tenia miedo de que te burlaras de lo que sentía por ti, por que tenia miedo a tu rechazo Teresa.
Ese momento lo recuerdo como si hubiese ocurrido en cámara lenta: la risa y la bulla de los demás allá arriba, inmersos y ajenos al drama que ocurría detrás de ellos. El oleaje del mar, el viento, mi cara que se sentía roja y caliente, su cara, sus ojos, sus labios, mis manos sobre su cintura y un beso intenso caliente y mojado que me llevo a la gloria.
Nos separamos y ella me miro llorando.

…solo quiero que sepas que tienes que atreverte a luchar por lo que quieres, ya me marcho a mi país y no hay tiempo para intentar algo entre nosotros, pero créeme. Para mi eres alguien muy especial, siempre lo serás.
Nos volvimos a besar y nos vimos par de veces antes de ella irse a su país, pero lo mas importante que me dejo Teresa fue el siempre intentar las cosas aunque tenga miedo, aunque tenga miedo a que me digan que no, creo que eso ya lo he dicho en otros post.

Cuando me siento inseguro por que soy gordito, bajito, feito o cualquier cosa.
Recuerdo la intensidad de ese beso y agarro fuerzas del recuerdo y la mirada de esa bella portuguesa, que definitivamente nunca olvidare.
Pd: ¡Blogger no me deja subir imagenes, que vaina!