miércoles, noviembre 15, 2006

Volver: de Pedro Almodovar


Esta película formo parte del Festival de Cine Global, pero se estrenara pronto en las salas de cines de nuestro país. De hecho ya tiene 7 nominaciones de la Academia de Cine Europeo y ha sido seleccionada para representar a España en la 79th edición de los Oscars como mejor película de habla no inglesa (no me sorprendería que ganara) En ella la magia de Almodóvar queda plasmada nuevamente de manos de tres actrices geniales (Carmen Maura, Penélope Cruz, Blanca Portillo y Lola Dueñas) que forman parte (algunas repiten la experiencia) de ser parte del selecto grupo de chicas Almodóvar.

El director español se sumerge nuevamente en el universo femenino, abordando la muerte con seriedad y franqueza, según sus propias palabras: “Volver me ha ayudado a reencontrarme con la muerte”.

Irene (Carmen Maura), regresa después de su muerte a arreglar unos “asuntos pendientes” con su hija Raimunda (Penélope Cruz), una chica llena de vida, valiente y con las ganas y fuerzas de salir adelante.
También la soledad femenina se ve representada por Agustina (Blanca Portillo) y su hermana Sole (Lola Dueñas), ambas son sus vecinas en el pueblo.
Todo transcurre en un pequeño pueblo, rodeado de tradiciones familiares, muchos besos, supersticiones y amores frustrados.

Todas las actrices están deliciosas en sus interpretaciones: Carmen Maura con su actuación espectral y muchas veces cargada de emotividad, llevándonos en una montaña rusa de emociones que van desde las risas hasta las lágrimas.
Penélope Cruz (todo sobre mi madre): ofrece una actuación llena de vida, se ve hermosa en pantalla y transmite mucha vitalidad a su personaje.
Lola Dueñas (Mar adentro, hable con ella): intriga y nos hace reír y sufrir sus soledades y sus miedos, la audiencia toma rápidamente empatia con ella y sus situaciones
Blanca Portillo: deslumbra y desborda experiencia en su personaje y nos hace cuestionarnos como seres humanos sobre la soledad y como la manejamos.

En definitiva “Volver”, nos muestra a un Almodóvar mucho mas maduro, serio, deslumbrante y vibrante, llevando una espectacular película de principio a fin por los senderos de la excelencia.
¡No se la pierdan!