lunes, abril 02, 2007

La invasión y mi Madre



Uno de los capítulos más oscuro que hemos pasado en mi familia ocurrió el 20 de diciembre de 1989.
Sucede que yo tengo una tía que es importadora, ella viaja a Miami, o Panamá y trae mercancía para vender en su tienda, ella y mi mama son muy cercanas y como le estaba yendo tan bien, le propuso que por que ella no se involucraba y comenzaba a viajar con ella a Panamá para que empezara su propio negocio.
Pues mi mama se motivo mucho y comenzaron los preparativos para el viaje a Panamá.
El día de la partida llego y todos fuimos a despedirla al aeropuerto.
Aparentemente todo iba de maravilla, mi mama llamó y nos contaba de sus compras en la zona libre, de lo hermoso que le había parecido el canal de Panamá, en fin de todo lo que había experimentado en esa nueva aventura para ella.
Ninguno de nosotros tenía idea de a que se iban a enfrentar esas 2 mujeres tan queridas de nuestras familias.
Esa noche aparentemente iba a ser una noche de tantas, mi papa, mi hermano y yo sentados frente al televisor mirando las noticias, cuando de pronto, Univision interrumpió la programación regular para informar que Estados Unidos estaba en esos momentos invadiendo Panamá, las imágenes de destrucción de mísiles cayendo sobre la ciudad, nos sobrecogieron el corazón, mi mama y mi tía estaban en esa ciudad en las que estaban cayendo misiles y no teníamos la menor idea de si estaban a salvo.
Comenzó el teléfono a sonar y en 10 minutos la familia estaba reunida en mi casa sin saber que hacer, intentamos llamar al hotel en Panamá pero la conexión era imposible, solo nos restaba esperar y rogar a Dios por ellas.
Después de 3 días recibimos una llamadas de ambas, estaban en un refugio en un hotel junto a otros refugiados de otros países, mi mama estaba histérica por que segundo antes una bala perdida había entrado por el cristal y matado a la recepcionista, todo era un caos, pero bendito sea Dios estaban bien, Luego mi tía nos dice que lo que les preocupaba a ellas era que todos los países estaban evacuando a sus ciudadanos, inclusive a los Haitianos(que se supone es un país mas pobre que nosotros). La presencia diplomática Dominicana brillaba por su ausencia y con su deber de velar por sus ciudadanos (¡que raro!).
Como pudimos tratamos de tranquilizarlas, solo podíamos pedirle a Dios que las ayudara a salir con bien de ese conflicto.
Ese mismo día Huchi Lora hizo un comentario en su programa de televisión, indignado con el gobierno de ese entonces por su falta de criterio y sensibilidad hacia los Dominicanos que estaban varados en Panamá, inclusive ya los Haitianos habían sido evacuados.
Al parecer dicho comentario surtió efecto, pues al otro día llamó mi madre y nos comento que salían al otro día (aunque surgió un percance y no pudieron salir), luego de 2 semanas, el avión que traía lo que mas amo en este mundo (mi madre) y a mi tía aterrizaba en Santo Domingo, al llegar ellas(era un grupo de alrededor de 25 personas), la prensa las esperaba, pero mi mama y mi tía la evadieron, se sentían muy mal emocionalmente para dar declaraciones.
Cuando vi a mi mama de nuevo fue una mezcla fuerte de emociones, yo había sido el fuerte durante toda la situación, consolando a mis abuelas, a mi hermano, Etc, pero al verla, todo los temores de perderla, de no volver a verla, de no volver a abrazarla brotaron de golpe y solo la pude abrazar, por que sentía un caliente en el pecho y el nudo en la garganta me impedía hablar, fue un momento muy especial por que sentí que Dios me la entregaba de nuevo, valore mucho mas a mi mama después de eso.
Ya han pasado muchos años, pero siempre que veo a mi mamá, le pido su bendición o la abrazo, le doy gracias a Dios por ella, por haberme permitido volverla a ver de nuevo.