miércoles, mayo 23, 2007

La prueba(Episodio Final)


Previamente en: La Prueba




- ¿Este preparado señor?......Roberto asintió con la cabeza.
El medico fue quitando la manta que cubría el cuerpo lentamente, hasta dejar descubierto el rostro.
…. ¿Es ella señor?
Roberto sintió que las palabras no querían salir de su garganta, carraspeó varias veces hasta que su voz salió, era una voz desconocida para el, llena de dolor, de incredulidad…. De desdicha.

…Si doctor…es ella.

***********************************************************************************
-¿Donde esta mi Mama, Papa?
Los ojos de Roberto estaban arrasados en lágrimas, les había ido a dar la noticia de la muerte de Candela a su madre y su hermana, una pesada Atmósfera de dolor pesaba sobre la habitación de hospital.
Chantall percibía que algo había ocurrido, pero no imaginaba que le había pasado a su madre.
-Tu madre hija, esta en el cielo, ahora va a ser un Ángel que te va a cuidar y proteger siempre.
Chantall empezó a llorar, quizás era muy pequeña aun, pero ya sabia que cuando les decían eso a los niños, significaba que la persona había muerto.
Chantall duro años sin sonreír, hasta que su papa un día se sentó y le explico el gran sacrificio que su madre había hecho por ellos y la necesidad de que ese sacrificio no hubiera sido en vano, desde ese día la joven entendió que era su obligación era vivir la vida, ser feliz.

***********************************************************************************
Roberto estaba cansado, había sido el día del funeral de Candela y había pasado por mucho, desde ver el cuerpo de la mujer que amaba ser cubierto por la tierra, hasta ver a sus hijos sufriendo sin el poder hacer nada por remediarlo.
La casa estaba en calma, los niños dormían y Roberto se disponía a beberse un café, se sentó en la mecedora y busco en el bolsillo de su camisa.
Allí estaba el sobre, la última carta que escribió Candela y que encontró en la cocina, las manos le temblaban, rompió el sobre y con la vista medio nublada empezó a leer:

“Hola Ro, si estas leyendo esta carta supongo que algo salio mal, supongo que estaré mal herida o…..muerta.
Hace poco descubrí cual era tu plan para salvarnos e hice un acuerdo con “El Maco” para yo tomar tu lugar, si lo se, no digas nada, pero para mi era peor el temor a perderte que enfrentarme yo misma a la situación, solo quiero que sepas que no me siento orgullosa con lo que hice, solo jugamos con las cartas que nos dio la vida, pero lo que sea lo justifico por ustedes, por MI FAMILIA.
Háblale de vez en cuando de mí a mis hijos, se que con el tiempo me iré desdibujando en su mente y me convertiré solo en una fotografía en un álbum o una foto colgada a la pared. No les digas lo que hice, pero si háblales del gran amor que les tuve y que desde donde este, allí estaré cuidándolos y protegiéndolos.
En cuanto a ti mi vida, nuestro amor se convirtió en una prueba. En un ciclo de amor y esperanzas en donde siempre estuvo de medio el infortunio, pero con orgullo digo que lo conseguimos, aunque yo no este físicamente, nuestro amor supero las pruebas y continuara intacto por siempre.
Ro, se feliz, se un buen padre, con el dinero del seguro de vida, si lo usas sabiamente podrás levantarte y levantar nuestra familia, no olvides…siempre te amare”.

Candela.

Roberto doblo cuidadosamente la carta, se seco las lágrimas con las manos y bebió otro sorbo de café.
afuera llovía….el cielo lloraba por Candela.