miércoles, junio 06, 2007

Esta Mañana

esta manana al tomar un bus para ir a mi trabajo me paso algo muy curioso, a mi lado iba una señora con un niño de unos 2 años con Sindrome de Down.
era un muchachito delgado, pelo lacio y ojos curiosos, desde que me sente no me dejo de mirar, yo tambien lo miraba y le hacia gracias, el se moria de risa.
a mi particularmente los niños me inspiran mucha ternura, (al final mucho de mis amigos dicen que soy un muchacho grande).
Bien, pues cuando lestaba acercandome a mi parada, me despido del niño y la madre
y me levanto del asiento.
En eso el niño me toma del brazo, me mira y me dice con su voz inocente: "te quiero mucho"
a mi se me aguaron los ojos.
la mama y yo no quedamos en shock.
le tome del bracito y le dije que yo tambien le queria.
Me baje de la guagua con un sabor de boca extraño, ese niño (que espero Dios le bendiga siempre) me mostro que mas alla de todo, al inicio(La niñez) y al final de la vida(la vejez),
lo que nos queda es el amor y es lo que debemos esparcir por el mundo.
nunca olvidare este dia, al final creo que fue una señal directa del cielo para que siga creyendo en que el mundo aun tiene esperanza.