domingo, diciembre 09, 2007

Nada es Eterno en el mundo


Ya el frio navideño se siente en las calles y el sabor de la navidad poco a poco empieza a entrar dentro de nosotros casi sin darnos cuenta.
Es época propicia este diciembre, ver hacia adelante, tener fe en nosotros y en que las cosas van a cambiar de una manera positiva. No somos perfectos eso lo sabemos de sobra, pero también no hay nada mas parecido a Dios que el espíritu humano, por eso nos hizo a su imagen y semejanza.


Conforme pasan los años, uno ve como el tiempo cambia, las navidades cambian y con ellas uno también, ir envejeciendo hace que uno se haga más sabio y poco a poco ir aprendiendo de los giros de la vida y que caminos tomar y cuales evitar.


Yo he decidido vivir el día a día, tratar de disfrutar este ahora, por que no hay garantías de que va a haber un mañana, por mucho que me estoy esforzando en mi maestría, en mi vida o en cualquier aspecto de ella, no hay garantías de nada en la vida, todo puede pasar y es necesario comprender esta verdad.


Podemos un día derrumbarnos, desesperarnos por que las cosas no han salido o están saliendo como esperamos, pero cuando termina el momento es menester levantarse, alzar la frente y enfrentar al mundo con gallardía y entereza, la navidad tiene ese efecto de esperanza, muerte, renacimiento y fe.


No hay que esperar que nadie comprenda nuestros problemas o tribulaciones, o quizás que nos demos el lujo de ser superficial en algún momento, la esencia de todo radica en que nada ni nadie es permanente, todo es etéreo y temporal. Aunque el mundo se derrumbe a nuestro alrededor hay que centrarse y disfrutar esta época navideña, el compartir con nuestros familiares, amigos, cercanos Etc.


Que disfruten de una feliz navidad y un prosperísimo año 2008, que el señor les de mucha salud a ustedes y los suyos, gracias por estar de aquel lado de la pantalla, ser mis amigos, reír, emocionarse y embargarse de nostalgia muchas veces a mi lado.
FELIZ NAVIDAD!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!