martes, agosto 12, 2008

Tener por tener


Siempre hemos escuchado de lo terrible que es la avaricia, por ejemplo: de las personas que tienen mucho dinero y centran su vida en tener más y más, sin siquiera disfrutar de esa fortuna, lo único que les importa es acumular mayores riquezas.
Esto viene a colación por un amigo que tengo que colecciona CDs y es tanto su interés en tener cada vez mas CDS, que ni siquiera los escucha o ve si le interesa realmente, la única meta es tener mas que cualquiera sin siquiera disfrutarlos o compartirlos con nadie, es tal su obsesión que si acaso tienes un CD que el no tenga, le entra una ansiedad tremenda hasta que no se lo prestas, pero si en cambio eres TU que quieres algún CD que el tenga lo pretextos y excusas no paran.
El punto es que tener por tener, hacer por hacer, revela un gran vacío dentro de nosotros mismos. Si lo hermoso de tener algo es poder compartirlo, lo poco o mucho que tenemos con nuestros seres queridos. Poder hacer tertulias interminables sobre una película, serie o producción musical.
Los seres humanos tenemos tanto que aprender, tanto a lo que sobreponernos, tanto por que luchar, tantos desengaños que llevarnos, tantas mentiras y verdades que escuchar que por momentos creemos que nos volvemos inmunes e incrédulos a todo y todos.
Yo ya he entendido que no voy a cambiar al mundo, si acaso me podré cambiar un poco a mi mismo, pero he aprendido que de nada vale tener el mundo entero, si no tienes con que compartirlo, ojala ese amigo algún día lo entienda. Que tener por tener, al final nos deja más vacío y más solos.
Como dije anteriormente ya deje de intentar cambiar al mundo y me propongo a querer a cada quien con sus virtudes y defectos sin intentar cambiar a nadie, sin esperar el mismo respeto y afecto de vuelta, al final la evolución debe ser la principal meta de todo ser humano, como un servidor que aun hoy en día se maravilla de una sencilla puesta de Sol.