sábado, diciembre 31, 2011

Año nuevo… Reflexiones









Los finales e inicios son una constante en nuestras vidas, el famoso “para siempre” no existe. Es un mito o una mentira que los humanos hemos creado para pretender darle un significado trascendental a nuestra vida.
La certeza del ahora es lo único que tenemos, a lo que podemos agarrarnos con fuerza y es tan efímero y frágil como un sueño de madrugada.
Siempre el fin de año es motivo de reflexión para mí. Motivo de auto examen y esta vez no ha sido la excepción.
He aprendido muchas cosas, me faltan por aprender otras y he repetido algunos errores, ¡Pero caray! ¡Que bien se siente darse cuenta de tantas cosas! ¡Mirar para atrás y ver que has recorrido un trecho largo y que has crecido como ser humano y tienes ganas a de ir por mas!
Este año aprendí:
  • Que no debo dejarme llevar por las sonrisas, por que muchas veces esconden intenciones ocultas.
  • Que debes darles prioridad en tu vida a las personas que te la dan en la suya.
  • Que amigos de verdad en la vida hay poco
  • Que puedo conseguir con la ayuda de Dios todo lo que me proponga
  • Que aunque suene egoísta, uno debe ponerse como prioridad antes que los demás, por que solo así puedes ayudar a otros.
  • Que tengo que ahorrar más
  • Que la salud y el bienestar corporal es importante para sentirnos bien, anímica y emocionalmente
  • Que es necesario dejar de ser victimas y tomar el control de nuestras vidas
  • Que a cada quien le llega su hora de “despertar”

Hay otras cosas en las que ahora creo aun más que antes…
  • Que Dios esta conmigo aun en las peores circunstancias
  • Que hay que aprender a estar a gusto y vivir con uno mismo y antes de estar a gusto con los demás
  • Que amigos verdaderos se cuentan con los dedos de una mano
  • Que hay que seguir haciendo el bien sin mirar a quien, por que todo en la vida, absolutamente todo se devuelve para atrás
  • Pagar odio con amor, envidia con compresión y mala voluntad con buena vibra
  • Hay que librarse del rencor, el rencor solo le hace daño al que lo siente
  • Hay que perdonar… perdonar libera
  • Hay que aprender a ponerse en los zapatos del otro y dejar de juzgar tanto
  • La familia y esos dos o tres buenos amigos son lo mas importante
  • Que la amistad genuina sobrevive muchas pruebas

En fin.. Se cierra este ciclo, se abre otro. Lo importante es entender que no somos eternos, que estamos de paso. Yo me puedo ir mañana o en 20 años. Eso solo lo sabe Dios. Pero en lo que me quede, sea mucho o poco, intentare seguir haciéndolo lo mejor que pueda, para irme con una sonrisa de este planeta.
¡FELIZ AÑO NUEVO A TODOS!