jueves, julio 25, 2013

Orange is the new black... La nueva serie original de Netflix que esta dando de que hablar

Después de Netflix revolucionar el mercado de la series con el rotundo éxito de critica de “House of Cards” (primera serie creada y distribuida para Internet) ha marcando tendencias y nuevas reglas tanto en cuestión de producción, como de consumo.
Estas nueva modalidad de series lanzan sus temporadas completas el mismo día y su calidad no tiene nada que envidiarles a las emitidas para TV.
Ahora Netflix decidió que  le llega el turno a  la irreverente “Orange is the new black”.
Aunque basada en el best-seller escrito de Piper Kerman, sobre el año que pasó en prisión, cada escena y parlamento tiene la firma por todas partes de Jenji Kohan la celebre creadora de la muy galardonada “Weeds”

Esta se esmera en los diálogos ácidos cargados de humor negro y cuida en buscar un balance exacto entre drama y la risa.
Pero no se engañen esta historia no tiene nada que ver con Weeds.
Piper Chapman (Taylor Schilling),  es una mujer que en su juventud, (como ella misma se refiere) paso por una “fase lesbiana” y aventurera, es por esto que se involucra con  una chica mafiosa que se dedica a mover dinero de narcotraficantes a través de todo el mundo.
Después de un tiempo se separan y cada quien hace su vida, luego inesperadamente 10 años después es acusada de conspiración, lavado de dinero y debe ir a cumplir su condena de 14 meses en un penal femenino muy peculiar, plagado de personajes singulares y situaciones únicas a lo que nuestra protagonista debe enfrentar, aparte de encontrarse con su ex amante lesbiana (presunta persona que la traiciono y delato en la justicia).
La serie cuenta con mucho humor negro y aunque en su primer capitulo es algo lenta, si se sigue se descubre una historia con mucho potencial tanto en la trama como en sus personajes.

Cada episodio inicia con la historia de una de las reclusas y se alterna con unos muy bien distribuidos FlashBacks de la protagonista antes de entregarse a la justicia.

Lo relevante de esta nueva serie es que aparte de que rompe los convencionalismos de las historias de prisión, cuenta con unos personajes secundarios que brillan con luz propia y un humor políticamente incorrecto la hacen una verdadera delicia para los sentidos.
Además esta el tema de la referencias a otras series como “Mad Men” o “Oz” que harán reír a mas de un “Seriefilo”.

La serie la pueden disfrutar a través de Netflix, tanto latino como el de USA. La primera temporada cuenta con 13 episodios y ya renovaron para una segunda a estrenarse en abril del 2014.

Encienda su TV y disfrute de esta nueva historia y este universo refrescante y a la vez claustrofóbico de Orange is the new black