lunes, agosto 26, 2013

La falsa seguridad del Mirador Sur



Siempre he escuchado historias de atracos en el mirador sur y siempre me hacia la misma pregunta: ¿Como es posible los atracos si a la hora de las caminatas este esta lleno de policías?
Bueno, la experiencia en carne propia me haría cuestionarme mas seriamente estas interrogantes.



hace unos meses yo y un amigo estábamos entrenando cuando escuchamos unos gritos de dos mujeres pidiendo auxilio. Al principio pensábamos que era una broma, pero de pronto de entre los matorrales salieron 3 jóvenes de alrededor de 18 años y se acercaron corriendo hacia nosotros amenazantes y pidiéndonos los celulares, yo me les enfrente (lo cual podía catalogarse de estupidez, pero uno nunca sabe como va a reaccionar en esas situaciones) y afortunadamente no de ellos comenzo a gritar que se fueran, que se apresuraran y rápidos cruzaron al otro lado y desaparecieron. Nosotros aun en shock ayudamos a las dos señoras y las llevamos donde dos jóvenes uniformadas que presuntamente son "seguridad" en el parque.


La seguridad: Aunque usted vea muchos policías, la verdad es que la mayoría son mujeres y su única arma es un gas pimienta y una macana. Por lo que pienso que si vienen unos delincuentes con armas largas o con pistolas esas mujeres serian anuladas en cuestión de segundos. Como ven esa seguridad no es tan segura como aparenta.


Los puntos muertos: Aunque ustedes no lo crean el parque cuenta con numerosos puntos muertos en los cuales si a usted lo atracan la "seguridad" del parque no lo van a escuchar. Yo conté alrededor de 8 puntos muertos en el trayecto de la Italia hasta la Luperón.


La horas: Las horas mas peligrosas para hacer ejercicio son de 10:00 a.m. hasta las 3:00 p.m. a estas horas hay muy  pocas personas y hay menos oportunidad que nadie le escuche  y ayude. de hecho nuestro intento de atraco fue alrededor de las 3 de la tarde.

Este alerta siempre que este haciendo ejercicio, no se duerma escuchando música, de quienes mas debe cuidarse son de los jovencitos que pululan en el mirador y que siempre están a la caza de los distraídos.
Como ven, aunque parezca tan seguro en realidad NO lo es.
Cuídense y atentos, que la vida es una.