miércoles, febrero 22, 2006

Una Noche Magica





Una de las aventuras espectaculares e inolvidables en mi vida, ocurrió en el 1er o segundo Festival Presidente (no recuerdo exactamente la fecha) y sucedió de esta manera: en esa época trabajaba en uno de los bancos mas importantes de este país, en la división Internacional, eso consistía en estar en las diferentes estafetas de los hoteles cambiando las diferentes monedas extranjeras, pues en esa época me encontraba en la estafeta del hotel Meliá, allí se encontraban hospedados varios de los artista y staff, resulta que yo hice muy buena liga con una chica afro americana que se llamaba Cristal
Recuerdo que en uno de los días del festival ella se acerca y me pregunta que si me gustaba la música de Enrique Iglesias, yo le digo que si.
-Quieres ser mi invitado especial esta noche? (Cristal)
-Bueno si… pero en que trabajas en el festival?(príncipe)
-Soy la corista-Baterista de Enrique (Cristal)
-Pero tú no hablas español (Príncipe)
-me lo aprendo por fonética (Cristal)
El asunto fue que acepte y quedamos que yo la esperaría a las 8.00 de la noche por la entrada trasera del estadio, a esa hora estaba yo allí esperando, cuando veo que pasa el tiempo y nada de aparecer: 8.00, 8.30, 9.00 p.m.
Nada, que pensaba que esa tipa me había relajado y le mandaba mentalmente mil maldiciones, cuando en ese momento llega un bus, el corazón me comenzó a palpitar con fuerza y allí entre los que iban descendiendo bajaba Cristal, nervioso la llame, ella sonrió se acerco a mi, me dio un beso profundo en la boca que me dejo en el paraíso por lo sorpresivo, me echo el brazo y caminamos junto a los músicos al back-stage.
Me sorprendió todo el andamiaje que había detrás de la tarima, Carpas para los periodistas con bebidas y comidas, otras carpas eran para los artistas, generalmente estas eran con aire y estaban cerradas.
Cristal no se me despegaba, fuimos a una carpa, allí estaba Enrique Iglesias, ella me lo presento, fue muy amable conmigo y me invito una copa de champagne, allí Cristal hablo y me confeccionaron un pase que decía: “Enrique Iglesias VIP” y que me facilitaba el acceso a donde yo quisiera.
Ella me dio otro beso candente y me dijo que nos veíamos en la tarima y se dirigió con su equipo hacia allá, mientras yo veía todo y no creía que en esa noche todo eso me estaba pasando y lo que no imaginaba era que cosas mas espectaculares aun me aguardaban. Pero eso será en otro post.