martes, marzo 21, 2006

Mar de Lagrimas y Esperanzas (Cap. 5)



La chica en cuestión se llamaba Roberta pero le gustaba que la llamasen Berta, tenia 25 años y tres niños, el padre de los niños la había abandonado hacia 2 años y dado que no tenia mucha instrucción apenas la primaria no encontraba trabajo y los que encontraba como domestica le pagaban una miseria, sin decir los malos tratos que había que aguantar, por dicha situación y pensando en los niños se había decidido a probar suerte en Puerto Rico, dejando los niños con su mama y vendiendo todo lo que tenia para juntar lo del pasaje.
Tenia un temperamento alegre y muchos sueños se vislumbraban en su cabeza.
-mire doña Maria, voy a trabajar como una burra, pa’juntar esos chelitos y comprarme mi casita y poner un negocito, yo se que nos va a ir bien, lo único que me duele es dejar a mis hijos, pero mi Avelino, Pedrito y Vilma, van a entender que su mami se fue para darle lo que ella no tuvo, ¿usted cree que lo entiendan?
A Maria se le hizo un nudo en la garganta.
-Claro que lo van a entender mujer, si todo esto lo hacemos por ellos. Y dicho esto abrazo fuertemente a Bertha, las dos empezaron a llorar, las dos se entendían, eran diferentes generaciones pero compartían el mismo sueño, una vida digna.
-Si parecemos dos locas, son los nervios. Dijo Maria secándose las lágrimas y riendo a la vez.
-no doña Maria, no estamos locas, solo estamos llorando, yo ya me siento mejor, se me quito ese nudo que tenia en el corazón, gracias por abrazarme.
-de nada mi niña, de nada, dijo Maria en un tono parecido al que utilizaba para acurrucar a sus nietos.
-Animo, que vas a ver lo bien que nos va a ir.
En ese momento irrumpió Tomas con una linterna, aluzando a cada unos de los rostros asustados que le devolvían la mirada.
El momento ha llegado, nuestros contactos nos han dicho que es seguro salir, van saliendo uno por uno y sin hacer ruido, siguen el sendero que va al mar, ahí verán la yola, dentro de ella yo soy dios y el que no obedezca se sale de ella, ¿entendido?
Todos asintieron, uno por uno fueron saliendo, caminando como zombis, sin detenerse y sin mirar a ningún lado.
Las ultimas en salir fueron Maria y Bertha, pero esta ultima parecía Nerviosa, tanto que Maria se estaba empezando a preocupar, repentinamente Bertha se voltio y con el pánico reflejado en la cara le dirigió a su amiga una mirada de puro y autentico temor.
-Bertha mi hija, que es lo que te pasa? ¿Te sientes mal?
-Ay Maria, no puede ser, me acaba de bajar, me acaba de bajar la menstruación, no se lo digas, no se lo digas por que si se los digo no me montan y pierdo el dineral que les pague.
-Cálmate muchacha, cálmate, sino se darán cuenta, esos son supercherías de los marineros, no pasa nada, solo que no le digas a nadie, ¿traes toallas?
-si, traje, aquí están.
-Pues pontela boba y rápido que ahí viene el capitán.
En un movimiento rápido, Bertha metió las manos entre su pantíes y acomodo la toalla lo mejor que pudo.
-¿Que pasa que no avanzan eh?
-nada capitán, quería hacer pipi antes de irnos, pero se me fueron las ganas ya.
- pues avazen, avazen.
Apurando el paso, Maria y Bertha llegaron al final del sendero la luna dibujaba un camino de chispas plateadas al horizonte, en la orilla estaba la yola, era una embarcación de madera, amplia y de aspecto solidó, pero insuficiente para el numero de personas que había.
-Somos 35, los conté mientras iban saliendo, dios no ampare y quepamos todos ahí. Meditando en esto se acerco y vio a un grueso grupo apiñado por todos lados.
-Móntense y acotéjense como puedan, pero móntense ya si no se quieren quedar.
-Unas manos ayudaron a Maria y a Bertha a subir.
Tomas y otro hombre empujaban la embarcación hacia el mar, al llegar a una profundidad adecuada, saltaron dentro y encendieron el motor.
Este sigilosamente hacia avanzar la embarcación sin hacer mucho ruido, se adentraban hacia mar adentro, se adentraban hacia los sueños y las pesadillas de todos.
Maria y Bertha, se miraban en la oscuridad, no podían distinguirse bien, pero eso no impedía que se mirasen.
-Tengo miedo Maria, tengo mucho miedo.
-Tranquila mi niña tranquila, nos vamos con ella.
Y dicho esto paso su mano por su medallita de la virgen que colgaba de su cuello.
-nos vamos con ella.
(Continuara)
Autor: Principe Mestizo (A.G.)

18 comentarios:

  1. Mi querido Principe, estoy más nerviosa que María!!
    Cresta!! a mi no me suben a un barco ni aunque me pagaran!!
    Animo María, falta poco.
    Anita.

    ResponderEliminar
  2. . . . santa maria, ya estoy involucrado con este relato. . . . .

    ResponderEliminar
  3. hay dios k nervios...sigue sigue sigue no pares papi sigue jejeje ups.kise decir SIGUE KE ME GUSTA

    ResponderEliminar
  4. na ma te digo no me mates a maria jejeje

    ResponderEliminar
  5. ni abertha jeje esto merece un LINK EN MI pobre BLOG

    ResponderEliminar
  6. qué risa con isak, así me hubiera gustado decirle a George Lucas, que no dejara morir a Dart Vader.

    Príncipe Meztizo, estamos a la espectativa....

    nice blog!

    ResponderEliminar
  7. VAMOR ARRIBA!!!!
    Todo ira bien....
    Pierre
    www.shrezade.fororelax.com

    ResponderEliminar
  8. solo saludarte, principe. Un beso enorme

    ResponderEliminar
  9. Hombre, saludos, y feliz cumpleaños... con el frio de estos días me da una envidia lo sabroso que debe estar la playita por allá...

    ResponderEliminar
  10. Juerrrrrrr,nada que de aki no salgo jiijjiji sigue por fiiii
    besotes

    ResponderEliminar
  11. gracias, eres muy amable con tus saludos en Sucesos
    ¿como estuvo el cumpleaños?
    me imagino que lindo, que bueno me alegro
    veo que tienes a todos muy intrigados con la historia, ojala sea un final que deje contento a todos
    un abrazo y que mañana tengas un lindo dia

    besos y sueños

    ResponderEliminar
  12. ufff me dejaste super nerviosa y mientras leia sobre lo de la medillita al final yo tb tenia en mis manos la mia...jiji coincidnedias...

    Saludos desde toronto, Canada Andrea

    Pd: garcias por andar por el otro blog...jiji casi me matan por tu culpa, jajaja le ayudaba a mi amiga en el template, cuando deje mi comentario con ese blog, pero en fin, jajaja a mi me causo mucha risa el :" a mi tambien? ", eso si a su novio no le causo nada de gracia...jajajajaja

    visita el mio cuando kieras, Andrea

    ResponderEliminar
  13. jajajaj, gracias de verdad qu eme alegro que les guste, la verdad estoy asustadisimo con maria, no se como le vaya a ir en ese viaje y si de verdad llegue o no a puerto rico, las estadisticas de Dominicanos ahogados estan en su contra pero muchos llegan, so, esperemos que la virgen como dice ella este en esa yola, un a brazo a todos y cada uno de ustedes que me honran con sus comentarios, de verdad es un honor!!

    ResponderEliminar
  14. feliz cumpleaños... no habia podido entrar antes...

    (no es necesario que lo publiques)

    un abrazote

    y mas vale tarde que nunca

    ;)

    ResponderEliminar
  15. Tocas un tema en tu blog que me llena de lagrimas el alma,"LOS MOJADoS" como le decimos aca en mi país. No entiendo aún porque nos empeñamos en adueñarnos de las tierras y ponerles barreras territoriales, decidir quien pisa el suelo y quien no. La tierra, el mundo entero, es un regalo de Dios para los hombres y no vino con restricciones. Que lastima.Ojala y pudieramos tener la libertad de ir a cualquier parte del mundo sin tener que pedir permiso o ir de ilegales.

    Besos y abrazos

    ResponderEliminar
  16. ay principe! no he comentado porque me he quedado en el segundo capítulo...

    Decidido: los imprimo y los leo en casa.

    Besos!

    ResponderEliminar
  17. tengo las manos frias de los nervios, ojala la mala suerte que le bajo a bertha no la olfateen los tiburones.

    ResponderEliminar
  18. wow, me tuviste pegada a la pantalla durante todo el relato. Será que vivo en tierras lejanas y conozco historias como estas todos los días, de gente que lo deja todo por un sueño, que como bien dices muchas veces es en realidad una pesadilla.

    Me encanta tu blog principito. Me tendrás aquí todos los días.

    Saludos

    ResponderEliminar