lunes, agosto 07, 2006

The Devil Wears Prada


DIRECTOR:
David Frankel
PROTAGONISTAS:
Meryl Streep: Miranda Priestly, Anne Hathaway como Andy Sachs; Emily Blunt como Emily Stanley Tucci como Nigel; Adrian Grenier como Nate; Simon Baker como Christian Thompson


Basada en una novella del mismo nombre, “The Devil Wears Prada” fue escrita por Lauren Weisberguer (un ex trabajador de Vogue) que baso el personaje de Miranda Priestly en la gerente de Vogue.
La historia es la siguiente: Miranda Priestly (Meryl Streep) es la desagradable, tirana, déspota y desleal jefa de la revista de modas mas famosa que hay en Estados Unidos (RUNWAY), su opinión es ley y puede elevar o destruir carreras a su antojo, es sumamente respetada y temida por todos.
Andy Sachs, una chica pueblerina, recién graduada de periodismo, ingenua y sin sentido de la moda (Anne Hathaway) llega a su oficina en busca de un trabajo como asistente de Miranda (el trabajo por la que todas matarían, según dice el personaje de Miranda) y a pesar de todas las cosas en contra obtiene el puesto.
De allí veremos la evolución ¿o la involución? de Andy a la alta costura, los grandes diseñadores y las traiciones en ese mundo de agujas y telas.
Pero todo tiene un costo, la pregunta es: ¿estará Andy dispuesto a pagarlo?, hay una frase que Andy dice que resume la filosofía de la película: “Al final le di la espada a mis amigos por unas cuantas faldas y zapatos de diseñador”
O cuando el personaje de Miranda le dice a Andy: “vendiste el alma al diablo el día que te probaste esos tacones Jimmy Choo. o “todas quieren ser nosotras”.
Meryl Streep esta impecable en su actuación como villana y no cae en los estereotipos de siempre de andar gritando y poniendo cara de psicópata, al contrario habla calmada y relajadamente pero de su boca sale fuego, es tanto así que en las escenas que conparte con Anne se la traga en la pantalla, Meryl esta regia es un deleite verla en pantalla.
De Anne Hethaway no puedo decir lo mismo, limitándose a desempeñar su papel bien pero sin destacarse mucho. De los demás personajes que pululan en la película como el del novio y el pretendiente de Anne, se quedan en un segundo plano y sin destacarse mucho. La verdadera Diva de esta película es Meryl.
Este Film aporta un mensaje importante y actual: ¿de hasta donde estamos dispuestos a llegar para lograr nuestros sueños?, ¿que tanto estamos dispuestos a sacrifica?, ¿esta bien traicionar y apuñalar a alguien en la espalda por mantener o lograr el éxito?, el culto a la belleza y a la delgadez y ¿las personas que admiramos, realmente merecen nuestra admiración?
Una sátira y crítica al mundo de la alta costura, entretenida, divertida y muy buena para pasar un rato este fin de semana.
¡That’s all!!!!!
(Ya sabrán que significa esta frase je, je , je)