lunes, febrero 05, 2007

Don Isidro Garcia

De vez en cuando y de cuando en vez nacen hombres excepcionales, Don Isidro García fue uno de ellos.

Anoche mi mama vino de visita de Puerto Plata (para los que no saben estuve enfermo de piedras en los riñones) y me dio la noticia de su fallecimiento.

A pesar de que salio en varios periódicos y asistieron muchas personalidades eso fue lo menos relevante en este hombre de pueblo que sembró a diestra y siniestra en los corazones de los Puertoplateños y Gasparense.

Don Isidro comenzó hace ya muchos años su negocio con un capital muy limitado y muchas ganas de echar adelante, gracias a su visión y trabajo logro construir un imperio entre los cuales están los hoteles ubicados en playa dorada: “Victoria Resort”, “Casa Colonial” y "Gran Ventana".

Pero como dije, lo más importante de este hombre era su humildad.

Cuando tenia 15 años me gradué de ingles y como el y mi familia siempre habíamos mantenido el contacto un día me aparecí en su oficina y le dije que quería trabajar en su hotel ese verano para practicar mi ingles, me imagino que se reiría de mi arrojo y mi atrevimiento, pero como conocía a mi familia me dio una tarjetica y con eso fui al hotel, esos fueron el inicio de 4 veranos en donde trabaje y aprendí mucho y donde me desempeñe desde Bellboy hasta supervisor de buffet y recepción.

Desde ese día siempre me dio seguimiento, me felicitaba por mi trabajo y les hablaba maravillas a mis padres de mí. Cuando decidí venir a estudiar a Santo Domingo un día se acerco a mí y me dijo que siempre las puertas del hotel estarían abiertas para mí, que me graduara y volviera.

Eso significo mucho para un joven con muchos sueños que iniciaba la vida.

Pasaron los años y siempre que mi papa y el coincidían, le preguntaba a mi papa que cuando regresaba para Puerto Plata, me sorprendía que un señor tan ocupado se acordara de mi.

Hoy Don Isidro esta en otro plano, hoy todo el cariño que sembró el pueblo se lo ha devuelto, su familia tiene que estar orgullosa del gran hombre que inspiro y seguirá inspirando a muchos de nosotros.

Siempre lo recordare con una sonrisa en el rostro, siempre recordare su deferencia y respeto hacia mí y siempre recordare su ejemplo de seriedad, respeto, entrega y de no rendirse nunca.

Descanse en paz Don Isidro García.

Su legado queda con nosotros.