jueves, julio 26, 2007

Fuera de Serie: Nip Tuck.... o la necesidad de ser perfectos


¨¨Una de las series más perturbadoras, polémicas y en un modo de ser positivos: realista es Nip Tuck¨¨.....Billy Guzman



Ambientada en el sexy mundo de South Beach, en Miami, Nip/Tuck: A Golpe de Bisturí se introduce en el mundo superficial de la cirugía estética, revelando de forma dramática la compleja y frágil naturaleza humana de unos pacientes que intentan enmascarar sus debilidades psicológicas gracias a modificaciones estéticas en su aspecto físico.


El doctor Sean McNamara (Dylan Walsh, Cuando éramos soldados) y el doctor Christian Troy (Julian McMahon, Embrujadas) son buenos amigos y socios en McNamara/Troy, una clínica de cirugía estética en auge que los dos montaron juntos una vez licenciados de la Escuela de Medicina.


Christian no tiene ninguna reserva acerca de los beneficios que genera su prática profesional y disfruta de todos las ventajas que supone ser un exitoso cirujano plástico en la ciudad de Miami. Está soltero y es incorregiblemente promiscuo, cuenta con pocas inhibiciones e intenta esconder sus carencias personales más profundas detrás de una vida lujuriosa y rodeado de mujeres. Ha pasado años vendiendo una imagen falsa que lo ha llevado muchas veces a envidiar la vida de su compañero Sean, poniendo en peligro incluso la relación de éste con su mujer, Julia (Joely Richardson, El patriota), con su hijo, Matt un adolescente de 17 años (John Hensley, La espada de la hechicera) y con su hija Annie de 8 años (Kelsey Lynn Batelaan).



Por su parte, Sean se ha convertido en una persona desilusionada con los aspectos más indecorosos, impropios y nada éticos de su trabajo, y se encuentra en medio de una crisis vital. Se ha dado cuenta de que un bonito hogar y el éxito profesional ya no pueden enmascarar su desecha vida familiar. Sean está a punto de cumplir 40 años y nota como los efectos de la edad empiezan a hacer mella en él y lo afligen mucho más los espasmos musculares que experimenta durante las cirugías, lo que hace que deba consultar con un neurocirujano cada cierto tiempo.



La esposa de Sean, Julia, es una ama de casa que también es infeliz con su matrimonio y lamenta los sacrificios que ha tenido que hacer para favorecer y no lastrar la carrera profesional de Sean. Lleva mucho tiempo considerando la idea del divorcio y la posibilidad de volver a la Escuela de Medicina, que abandonó para casarse con su marido. Mientras, el hijo adolescente de ambos, Matt, tiene una mejor relación personal con Christian que con su padre, lo que fastidia mucho a Sean, que ve como cada vez es más difícil acercarse y mantener una buena relación con su hijo.



Nip/Tuck es una de las series más impactantes, crudas y realistas de los últimos años. Ambición, mentiras, sexo... son sólo algunas de las cualidades que encontraremos en esta serie que nos muestra el tan complejo e inseguro mundo de la cirugía plástica, conducida por unos guiones arriesgados y unas imágenes y una estética muy impactante.

Se las recomiendo a los que disfrutan de guiones ingeniosos y giros inesperados.


espere su proximo fuera de serie!!