miércoles, octubre 31, 2007

Entre Agua, Muertos y tristeza.







Dijo Huchi Lora ayer en su programa de televisión que los Dominicanos tenemos los círculos de miseria rodeando la Ciudad, debajo del puente, detrás de las grandes torres, pero elegimos no verlos. O quizás estamos tan acostumbrados que ya no nos llama la atención.
Por eso cuando escuchamos la noticia de otro muerto no es más que eso: Otro muerto u otro ahogado, otro asesinado. Pero en realidad es más que eso..

En el caso particular de esta tormenta, eran 2 seres humanos que encontraron la muerte mientras dormían al derribarse un muro de lodo frente a su casa, era una familia que se negaba a abandonar lo poco que había conseguido en la vida y en vez de eso perdieron lo más valioso: la vida.

El punto es que mientras yo estaba en mi casa, guarecido y calientico, miles de familias se aferraban a sus cosas, miles de familia se mojaban con la lluvia que parecía que no pararía nunca, ¿seria esto un ensayo de lo que fue el diluvio? Imagínense esta lluvia esto 40 días.
Si... Lo se, al parecer estoy divagando de nuevo pero…
Hay que buscar dentro de nosotros, tener la capacidad o al menos intentar ponernos en el lugar del otro, lamento mucho la muerte de esos seres humanos, lamento mucho que nos estemos volviendo tan indiferentes al dolor humano, que veamos las noticias como si fuesen una película de ficción con un final trágico.

En la Televisión un comunicador dijo: ¨Solo ha habido 12 muertos¨.
Y yo digo: ¨ ¿Solo 12¨?, ¿como se sentiría usted si entre solo esos 12 muertos estuviera su familia o su hija?, una vida que se pierda son tan valiosas como 100, no minimice señor de la defensa civil una muerte, son grandes perdidas para la nación, aunque esos muertos no tuviesen grandes apellidos, ni grandes fortunas, a mi juicio eran importantes.

Todavía continua lloviendo, cuando este tranquil@, siéntese en un lugar tranquilo y de gracias a Dios, por el techo que le cobija, por la comida que tiene para comer, por la familia que tiene para abrazar, por los amigos que siempre están allí, y por los que estuvieron también, inclusive agradezca por sus enemigos, por que Dios siempre tiene un plan para nosotros, lo entendamos o no.
Este Post me llevo por caminos insospechados, espero que a ustedes también, se me cuidan.