sábado, marzo 29, 2008

Y te vas...

Apareciste en medio del caos, interpretando melodías que viajaron sin retraso,
Dude en ese instante, por que quizás muchas veces había escuchado,
Esa música que en otros tiempos tocaron estos labios

La sinfonía termina y te alejas presurosa, huyes de mis brazos, pero te tomas tu tiempo,
Pareces deleitarte con mis desvaríos, luchas por fingir interés, pero lo cierto es que de nuevo he perdido.

Las noches son martirio por tu causa, me duele el alma de soñar que ya no hay nada, que ya no estrechare más tu mano, que no contemplare tu dulce risa, que no me perderé en tus pupilas, que las entradas se convirtieron en salidas.

He terminado con la cabeza baja, planeo rendirme en una lucha no emprendida,
Simplemente el peso de perderte, de volver a caminar sin tomar tu mano, de pensar en singular, cuando ya me acostumbraba al plural…es insoportable.

He perdido el alma, acorralando este sentimiento, te vas y es inevitable que me destroce por dentro, te vas sin esperanzas de que se produzca un regreso, yo quedo aquí, sin penas ni glorias, sin triunfos y derrotas, solo perdiendo el sueño, esperando que la oscuridad se esparza por dentro…y no sentir ni siquiera tu vuelo, pretender que te vas a la tierra donde no hay regreso.
Autor: Billy Guzman